Barco ballenero de Insumousu

Barco ballenero de Insumousu
Barco ballenero de InsumousuNombreBarco ballenero de Insumousu
RarezaRaritystrRaritystrRaritystrRaritystr
TipoArtefactos, Esfera de plano
Conjunto de artefactos
Quilla rota
Quilla rota
Efecto del conjunto2: La RES a efecto del portador aumenta en un 10%. Cuando su RES a efecto es igual o superior al 30%, el Daño CRIT de todos los aliados aumenta en un 10%.
Niv. máximo12
HistoriaEn su interior se encuentra la región autónoma Insumousu de Thalassa. El Daiyu de Xianzhou se estrelló aquí e inspiró a la civilización de Insumousu.

Índice
Atributos
Gallery
Historia

Atributos

+12
Atributos base
Class PV
28.75%
Class ATQ
28.75%
Class DEF
35.94%
Class Aumento de Daño Físico
25.88%
Class Aumento de Daño de Fuego
25.88%
Class Aumento de Daño de Hielo
25.88%
Class Aumento de Daño de Rayo
25.88%
Class Aumento de Daño de Viento
25.88%
Class Aumento de Daño Cuántico
25.88%
Class Aumento de Daño Imaginario
25.88%
Atributo secundario
Class PV
135.48 ~ 152.42 ~ 169.35
Class ATQ
67.74 ~ 76.21 ~ 84.68
Class DEF
67.74 ~ 76.21 ~ 84.68
Class PV
13.82% ~ 15.55% ~ 17.28%
Class ATQ
13.82% ~ 15.55% ~ 17.28%
Class DEF
17.28% ~ 19.44% ~ 21.6%
Class VEL
8 ~ 9 ~ 10
Class Prob. CRIT
10.37% ~ 11.66% ~ 12.96%
Class Daño CRIT
20.74% ~ 23.33% ~ 25.92%
Class Acierto de efecto
13.82% ~ 15.55% ~ 17.28%
Class RES a efecto
13.82% ~ 15.55% ~ 17.28%
Class Efecto de Ruptura
20.74% ~ 23.33% ~ 25.92%

Historia

"Hace mucho tiempo, el palacio de los dioses cayó de los cielos".

Al principio, era una sombra más allá de la atmósfera. Luego, un resplandor ardiente al encontrarse con la fricción del aire, hasta que, por fin, se reveló su forma completa: un gran palacio, una maravilla más allá de la habilidad de los mayores artesanos de Insumousu. Su descenso fue lento y majestuoso, como si se hubiera condensado desde los mismos cielos. El océano de Insumousu era inmenso, pero ¿podría contener realmente este palacio celestial? Nadie lo sabía con certeza.

"En medio del caos, algunos se dispersaron y huyeron en todas direcciones, mientras que otros permanecieron en las aldeas en tierra y bajo el mar, anticipando el descenso de la Caída Divina".

El Daiyu de Xianzhou se estrelló contra la superficie de Thalassa, dejando un profundo cráter sumergido en el corazón del mar de Insumousu. Durante siete días planetarios, el mundo tembló de asombro y dolor. Las magníficas ruinas se yerguen ahora silenciosas en el fondo del mar, como los restos de un dios, lúgubres y magníficas. Los supervivientes de Insumousu siempre han vivido bajo las olas. Con asombro y tristeza, vieron su amado hogar destrozado por el palacio celestial del más allá. Sin embargo, con alegría y júbilo, encontraron una nueva morada en los restos del Daiyu, después de la Caída Divina.

La mejora de las condiciones de vida dio a los habitantes de Insumousu más tiempo y energía para reflexionar. Mientras contemplaban las magníficas ruinas que habían descendido desde los cielos, tuvieron por fin la oportunidad de formular las preguntas más importantes: ¿Quiénes eran "ellos"? ¿Y de dónde venían?

Antiguamente, el pueblo de Insumousu no conocía el arte de la metalurgia ni había inventado aún el lenguaje escrito. Así, recurrieron a la imaginación para complementar sus conocimientos y trataron de comprenderlo todo a través de la narración de historias. Y así, de labios de los narradores, nacieron las leyendas, transmitidas de generación en generación, hasta que los propios mitos se entretejieron en el tejido de su entendimiento. Estos mitos dieron forma a su conocimiento y de ellos nació la civilización. Cuando las estrellas se movieron en el cielo y pasaron siglos, Thalassa se convirtió en socio comercial de la Alianza Xianzhou, y el pueblo acuático de Insumousu pisó por primera vez el palacio celestial. Allí contemplaron la grandeza del Daiyu de Xianzhou y por fin conocieron la verdad que se ocultaba tras la Caída Divina.

Los nativos de Insumousu bien educados siempre se consideraron una continuación del Daiyu. "Lo que seguía el Daiyu, deberíamos seguirlo nosotros. Deberíamos luchar contra lo que el Daiyu combatía", decían. Cuando hablan de historias del pasado, siguen empezando con estas palabras:

"Hace mucho tiempo, el palacio de los dioses cayó de los cielos".

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

TopButton